Chía, propiedades y beneficios

abril 22, 2016 en Alimentos ecológicos, Complementos dietéticos, Herboristería

chia

La Chía es una semilla muy completa que se está haciendo muy popular sobre todo para bajar de peso, pero tiene muchas más propiedades que os van a interesar.

Veamos en primer lugar la composición nutricional tan completa de las semillas de Chía:

  • 20% de proteínas
  • 34% de aceites siendo en su mayoría el Omega 3
  • 25% de fibra
  • Antioxidantes
  • Vitaminas:  vitamina A, Niacina, Fósforo, Potasio, Magnesio, Calcio y Zinc
  • Hierro

Entonces vemos que es una buena fuente de Omega 3, especialmente para aquellos que no consumen pescado azul. El Omega 3 es muy importante para tener un sistema cardiovascular saludable , así como para el sistema nervioso y desarrollo del cerebro. Aunque la mejor fuente de omega 3 son el pescado y las algas, esta sería una opción interesante.

También destacar que tienen muchísimo calcio, así que son muy buenas para los huesos, debido también a que  contienen fósforo y magnesio, que son minerales imprescindibles para la absorción del calcio.

Son una fuente de Hierro muy interesante. Dicen que las Semillas de Chía contienen el triple de hierro que un hígado vacuno.

Los antioxidantes que contienen nos protegen de tumores y nos ayudan con los radicales libres.

Y finalmente tenemos su fibra soluble tan interesante. En esto es similar a las semillas de lino. Al ponerlas en remojo las semillas se ablandan y el agua se convierte en un mucílago. Este mucílago es muy beneficioso para que los intestinos estén limpios. Es decir favorece el tránsito intestinal. También retarda el índice de glucosa, por ello es interesante también para diabéticos. Y por supuesto tiene efecto saciante.

Cabe decir también que no tienen gluten, por tanto es apta para celiacos.

COMO CONSUMIRLAS

Como decíamos las Semillas de Chía hay que ponerlas en remojo un rato antes de su consumo. La dosis diaria sería entre una y dos cucharadas soperas.

Todas las semillas es interesante ponerlas en remojo para activarlas. Con todas menos con la chía y el lino, desechamos el agua, pues ahí quedan algunos tóxicos que las semillas contienen para defenderse. En el caso del lino y la chía preservamos esa agua ya que es el mucílago lo que nos interesa.

Pues bien, aprovechamos entonces las semillas con el agua, y lo añadimos a cualquier batido de frutas, leche vegetal o podemos preparar la famosa agua de chía que se usa en México.

El agua de chía es agua con limón y semillas de chía.

En todos los casos aconsejo batir las semillas ya que resultan más agradables al paladar.

 

LA NATURALEZA ES SABIA

Estas semillas proceden de las montañas de los Andes, al igual que la quinoa. Esto me hace reflexionar sobre la sabiduría de la naturaleza. Los habitantes de los Andes caminan mucho por la montaña y allí por ejemplo no tienen pescado. La naturaleza les proporciona alimentos muy completos para que puedan estar saludables a pesar de las restricciones de la alta montaña. La naturaleza les ha dado estas semillas, que para ellos son muy sagradas, y con la mezcla de chía y quinoa ellos pueden obtener todos los nutrientes básicos para estar fuertes y saludables.

Y como ahora las fronteras van desapareciendo pues nos llega también a nosotros. Tengamos siempre cuidado de consumir estos productos desde un comercio que sea justo para su lugar de origen.

Próximamente os pasaremos recetas de batidos donde añadir estas maravillosas semillas.

Gracias